lunes, 29 de octubre de 2012

Cuba es el país de la región con la menor cifra de acoso escolarR: 4,4%

Un estudio realizado por la Unesco señala que la región registra los índices más altos de bullying en el mundo

La violencia entre estudiantes es un problema grave en toda América Latina, tanto por su magnitud como por sus consecuencias académicas.

Esa es una de las principales conclusiones de una investigación efectuada durante el período 2009- 2011 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (Unesco).

Según se desprende del trabajo, publicado recientemente en la revista de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), 51,1% de estudiantes de sexto grado de educación primaria de los 16 países de la región examinados dijeron haber sido víctimas de maltratos como insultos, amenazas, golpes o robos.

A ese fenómeno se lo conoce como bullying o acoso por parte de compañeros de escuela.

La agresión más frecuente es el robo, seguida por la violencia verbal y la violencia física.

Los niños víctimas de bullying tienen un desempeño en lectura y matemáticas significativamente inferior al de quienes no son maltratados.

En las aulas que registran más casos de violencia física o verbal, según señala el análisis de la Unesco.

La investigación examinó casos de 91 223 estudiantes de 6.º grado en 2 969 escuelas y 3 903 aulas de 16 países latinoamericanos.

Estos son: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

En el caso del robo, mientras en Colombia más de la mitad de alumnos de sexto de primaria dijo haberlo sufrido en el último mes previo a la encuesta, en Cuba lo afirmó apenas uno de cada diez estudiantes.

En cuanto a los insultos o amenazas, Argentina es el país que muestra las cifras más altas.

Detrás figuran Perú, Costa Rica y Uruguay, países en los que más del 30% de alumnos dijeron haber sido maltratados verbalmente por algún compañero.

Respecto a la violencia física entre compañeros, cinco países tienen los más altos niveles.

Se trata de Argentina, Ecuador, República Dominicana, Costa Rica y Nicaragua.

Cuba es el país con el menor porcentaje de niños que señalan haber sido golpeados por compañeros. Solo 4,4% de los entrevistados dijo tener ese tipo de problemas en la escuela.

Otro hallazgo es que los niños sufren más acoso que las niñas y que los estudiantes de zonas rurales experimentan menos maltrato por parte de sus compañeros que los de zonas urbanas.

No obstante, en Brasil, Guatemala, Perú y Uruguay no se observan diferencias en este último ámbito.

El bullying es definido por expertos como un patrón de comportamiento agresivo que implica acciones no deseadas, negativas y repetidas. También implica un desequilibrio de poder o fuerza.

La violencia entre los estudiantes aumenta en la región y ocurre en escuelas públicas y privadas, pero la Unesco y otros entes que se ocupan del problema, advierten que las formas más sofisticadas de acoso, humillación y exclusión predominan en las instituciones privadas.

Percepciones sobre la discapacidad, la enfermedad, la orientación sexual, la raza y el origen étnico se encuentran entre los pretextos más comunes para excluir a los niños.

La Unesco detectó otro problema estructural al advertir que , la gran mayoría de escuelas, no tienen códigos de conducta o procedimientos adecuados para tratar el problema del bullying.

De hecho, el estudio ubica a América Latina como la región con los niveles más altos de bullying escolar en el mundo.

Según sus estadísticas, de más de 90 mil alumnos de sexto grado de primaria en aproximadamente 3 000 escuelas de los 16 países citados, el porcentaje de quienes dijeron haber presenciado o escuchado acerca de acoso escolar en su escuela fue del 62%.

A raíz de ese estudio, en México, Cartoon Network (CN) promovió la firma de un compromiso contra el bullying, que es una réplica de la exitosa campaña "Basta de bullying, no te quedes callado", lanzada en Estados Unidos en 2010 y 2011.

Los socios de Cartoon Network: Facebook, Plan International, World Vision, la Secretaría de Educación del Distrito Federal y Boomerang, promocionan desde entonces ese compromiso.

En junio de este año, Facebook lanzó una aplicación especial anti-bullying para niños y adultos en América Latina y CN empezó a transmitir anuncios de servicio público en los que celebridades reconocidas hacen un llamado luchar contra ese problema de forma masiva.

Como parte de la campaña divulgaron una carta en la que se compromete a niños, jóvenes y adultos a denunciar el acoso y a luchar para erradicarlo.

La carta, que está disponible en www.bastadebullying.com, tiene tres compromisos.

El primero es no quedarse callado cuando un niño que esté siendo humillado o lastimado.

El segundo motiva a los chicos a convertirse en defensores de quienes son acosados y ofrecerles ayuda. La misiva llama también a no reproducir el acoso, a no maltratar o excluir a nadie, ni a contar rumores en persona o a través del celular o computadora para, de esa forma, convertirse en aliados de la lucha para combatir el acoso escolar en la región. (MEVO)

Consejos útiles

El diario argentino La Nación publicó un extracto de un libro de la psicóloga infantil británica Michelle Elliot.

Se llama Intimidación, y fue editado en español por el Fondo de Cultura Económica.

La obra presenta la opinión de destacados investigadores del tema y permite a los lectores conocer algunas claves sobre el bullying.

Según el diario, el texto es una buena fórmula para combatir el fenómeno, sobre todo porque la mayoría de niños silencia el abuso.

el sitio cuidadoinfantil.net destaca que la familia es clave para la socialización de los problemas de los niños, debido a su papel como transmisores de valores.

eso porque los niños aprenden por imitación y con el ejemplo, factor valioso para moldear su comportamiento.

Los niños con conductas agresivas son potenciales acosadores y suelen provenir de familias que carecen de reglas, les falta supervisión y control de su conducta, o de familias con una disciplina demasiado dura, poca comunicación y tendencia a tensiones y peleas.

Por eso, es indispensable la actitud de los padres con sus hijos, estableciendo pautas que los alejen del bullying.

Se aconseja hablar con ellos, prestar atención a los posibles síntomas de acoso escolar como nerviosismo, falta de apetito, insomnio, fobia escolar, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario